blog agr sports

OBSESIÓN CON LAS PRUEBAS DE LARGA DISTANCIA

La palabra obsesión proviene del latín obssesio, significando “asedio”. En este sentido la obsesión se da cuando hay pensamientos que asaltan y se instalan en nuestra mente de forma tenaz, persistente e involuntaria. Es decir, la persona siente que, aunque intente quitarse esos pensamientos o dejar de hacer según qué cosas, no puede. Los pensamientos vuelven una y otra vez o tiene que hacer alguna acción (entrenar, limpiar la bici, etc.) porque si no siente una gran ansiedad.

Obsesión con las pruebas de larga distancia

En los últimos años he podido observar como  han ido aumentando el número de personas que se han animado hacer deporte,  en principio creo que es un excelente noticia; ahora todos tenemos amigos, conocidos, familiares , compañeros de trabajo que realizan deporte, tenis, fútbol , carreras populares, triatlón, etc.

Aunque en este boom por el deporte también veo cosas negativas, una pequeña obsesión por hacer carreras de larga distancia,  hay muchas personas que quieren pasar de no haber corrido una carrera de 10km a querer realizar un Trail de 80 km  o alguien que no ha hecho un triatlón se empieza a plantear realizar un Ironman, creo que no es beneficioso para el organismo.

Cada vez aparecen más personas noveles que optan por someterse a retos en ellos que se pone a prueba no sólo la capacidad física del cuerpo sino la fuerza de voluntad de la mente, se piensa que una carrera es mejor, más difícil o más valiosa por ser la más larga.

Es aconsejable empezar por pruebas cortas , ir poco a poco subiendo de distancias e ir incorporando nuevos objetivos , es importante cuidar la velocidad, técnica, etc…El factor de dureza más determinante lo pone el propio corredor Y tan complicada puede ser una carrera de 1000 metros como una de 100 km. Cada cosa tiene lo suyo, y no es muy inteligente comparar cosas tan distintas”.

Muchos corredores piensan que si sino no ha corrido por ejemplo un ultra de 120 km no tiene el título de corredor de montaña o no es triatleta sino ha realizado un Ironman; estas pruebas podrían considerarse más una aventura más que una carrera, y que es una lucha con uno mismo más que con los rivales , a pesar de no dejar de ser una disciplina más de deportes como el Trail , triatlón, travesías de nado.

Los corredores experimentados de larga distancia y entrenadores  aconsejan pasar por un proceso de adaptación antes de correr una ultra o Ironman, que supone varios años. Hay demasiadas  personas que no respetan este tiempo de adaptación, poniendo en riesgo y peligro su salud. Poner el cuerpo al límite, lesiones, o saturación de correr, son solo algunos de los efectos secundarios.

Para aquellos que pasen de las 3h a la semana de ejercicio sería recomendable un control médico (prueba de esfuerzo, electro ..), hacer una buena adaptación a la disciplina escogida y una correcta progresión a la distancia a realizar. Controlar bien la alimentación, hidratación y sueño, entre otras muchas cosas. No hay lugar para la improvisación, y se requiere un mínimo de preparación para poder seguir diciendo que “deporte=salud”.

 La sociedad de la inmediatez en la que vivimos consume etapas sin apenas haberlas podido saborear, y de esta manera está influyendo también a las carreras de montaña. Aunque el marcase metas es una parte inherente del deporte, ¿son éstas más importantes que el deporte en sí? ¿Qué es más importante, disfrutar de la meta o del camino? 

Deja un comentario