blog agr sports

Beneficio de la actividad física en mujeres embarazadas.

Una mujer embarazada no debería comenzar un programa de actividad física sin antes la autorización de un médico especialista, lo ideal es que cada mujer siguiese un programa individualizado de un entrenador que se adapte a las características y experiencia de cada mujer.

En este artículo explicamos algunos beneficios que tiene un adecuado programa de actividad física para una  mujer embarazada son:

  • Mejora postural.
  • Músculos más fuertes para la preparación para el parto y soporte para la mayor laxitud articular.
  • Refuerza el tono muscular global, mejorando la resistencia, coordinación y fuerza muscular general.
  •  Aumento/mantenimiento de la capacidad aeróbica.
  • Una mejor circulación sanguínea, estimulando el retorno venoso, aliviando la fatiga, reduciendo el riesgo de varices y edemas que se producen en los miembros inferiores.
  • Previene calambres.
  • Previene el sobrepeso.
  • Previene dolores a nivel de las articulaciones sacroilíacas por el aumento de los diámetros de la pelvis.
  • Mejora el gasto cardíaco, aportando mayor cantidad de oxígeno a nivel de los tejidos de la mamá y también del bebé.
  • Mejora la función esfinteriana, contribuyendo al mantenimiento de la incontinencia.
  • Mantiene y mejora la movilidad articular.
  • Mejora la calidad del sueño, evitando el insomnio.
  • Reduce la tensión de los músculos que posturalmente se tensan con el embarazo, provocando habitualmente contracturas, y con ello, alivio del dolor de espalda.
  • Emocionalmente ayuda a relajarse, y a controlar el miedo y la ansiedad.
  • Mejora del bienestar y de la autoestima.
  • Además, se ha visto que las mujeres deportistas que continúan practicando deporte durante su embarazo tienen embarazos ligeramente más cortos (de media, -5 días), un período de dilatación también más corto, y una menor incidencia de partos quirúrgicos.
  • Y una vez pasado el parto, ayuda a recuperar más rápido la apariencia física que se tenía antes del embarazo.

Entre los ejercicios físicos y deportes más aconsejados para las mujeres embarazadas que son sedentarias encontramos las caminatas, bicicleta estática, natación y aeróbic de bajo impacto, quedando desaconsejados aquellos que impliquen actividades bruscas, de impacto o con posibilidad de caídas, condiciones medioambientales peligrosas, posturas difíciles.

Deja un comentario